UN COCINERO ADOLESCENTE, LLAMADO OMAR PERENEY, LES ENSEÑA A SUS COMPATRIOTAS VENEZOLANOS DE UTILÍSIMA, CÓMO SE HACE UN BUEN PROGRAMA DE COCINA

elgourmet_3496094

Así es para Omar Pereney, que con tan solo 15 años ya tiene su programa propio y que comenzó esta semana con el pie derecho. YO COCINERO, uno de los siete de la nueva programación del canal “elgourmet.com”, promete recetas no demasiado elaboradas y sin muchas complicaciones, ideales para el desayuno, almuerzo, cena y también para reuniones con amigos.

Aprovechando sus vacaciones del colegio, porque no abandona sus estudios, Omar vino a Buenos Aires, desde su Caracas natal, para grabar los capítulos de esta primera temporada que ya comenzaron a salir al aire.

Al parecer, después viajará a Perú, donde hará algunas pasantías durante un mes. Esta debe ser la primera vez que un programa de cocina es conducido única y exclusivamente por un adolescente, sin ayudantes ni asistentes a la vista.

Para todos los que se molestaron tanto y pensaron que las críticas a la nueva programación de Utilísima estaban basadas exclusivamente en una cuestión de nacionalidades, sobre todo en contra de los venezolanos, pues acá tienen otro claro ejemplo (como el de Sumito Estévez, de “Venezuela Mía”) de que estaban malinterpretando y que la crítica era únicamente por la calidad de los programas.

Este adolescente caraqueño se manejó muchísimo mejor que todas esas señoras cocineras y chefs que presentaban aquellos programas nefastos, con un profesionalismo ante las cámaras que tanto escaseaba en los criticados de Utilísima, donde los conductores lo doblaban en edad y experiencia.

Los chicos de esa edad suelen aprovechar su tiempo libre en distintos pasatiempos, mientras que para Omar este es su pasatiempo favorito desde los 12 años.

Su primer contacto con Sumito Estévez fue una noche que fue a comer con sus padres al restaurante de su propiedad y Omar quiso conocerlo. Más adelante, logró que lo tomaran como ayudante.

Omar elabora sus propias versiones de lo que aprendió con sus maestros, explicando con su simpático tono caraqueño y de manera muy detallada el por qué de cada procedimiento, de la inclusión de cada ingrediente y promete ir mostrando, poco a poco, el uso de los distintos utensilios de la cocina.

En esta oportunidad preparó un “Pollo a la Cacerola” en el cual utilizó, de manera muy original, el jugo de manzana, ya que al ser menor de edad pensó que seguramente sería muy criticado maridar o usar alcohol en sus preparaciones. Como el mismo lo explica: “Tuve varios conflictos, porque en este ambiente uno usa vino para cocinar y para beber, pero siempre se puede sustituir por algo más”.

Esto lo acompañó con un “Gratín de Papas” muy provocativo, mostrando su dominio del cuchillo y compartiendo sus secretos para no cortarse.

Finalmente, un acompañamiento de champiñones con tocino (panceta) fue el final para ésta, que contó, fue su primera receta aprendida.

Muchos éxitos a este joven cocinero que me dejó con ganas de seguir su precoz y prometedora carrera en el mundo de la gastronomía y por qué no, de la televisión. Seguir leyendo

¿UN DESCUIDO DE NARDA?

Mi admiración por Narda Lepes es enorme, por eso grande fue mi sorpresa al ver este domingo 7 de septiembre de 2008, en la sección de Cocina Latina de la Revista Viva del diario Clarín, de Buenos Aires, una receta de Causa Limeña incluso peor a las que nos tiene acostumbrados Martiniano Molina.

Entre los ingredientes que menciona Narda para formar la causa están solamente papa, sal, pimienta y aceite. Primero, sin aclarar que este plato se hace sólo con papa amarilla o que en todo caso, como por estos lados no se encuentra, se podría utilizar la papa blanca, a la que se le podría dar un poco de color con cúrcuma para que tenga un parecido a la vista, aunque nunca lo será en sabor, ni en textura. Por otro lado, ni menciona el ají amarillo y el jugo de limón, que son ingredientes básicos, sin los cuales sería imposible la elaboración de ningún tipo de Causa, que no es simplemente un puré de papa o tapitas de papa como lo llaman en el artículo.

Para acompañar esta Causa, Narda utilizó camarones, lima, cantidad necesaria de rocoto o pimentón, mayonesa, queso feta, paltas, cebolla roja, cilantro (culantro), sal, pimienta y aceite de oliva. Acá habría que hacer algunas aclaraciones. Para comenzar, el rocoto y el pimentón no son ni parecidos. El rocoto es un ají de los más picantes que tiene el Perú y el pimentón no se le podría parecer en nada como para sustituir uno por el otro. Finalmente, el queso feta no es un ingrediente que se utilice en la cocina peruana y menos en la Causa Limeña.

No me cansaré de repetir que cuando se escribe sobre alguna receta tradicional de un país, hay que tener un poco de respeto por sus tradiciones y lo menos que se pide es que se informen bien antes de presentar algo como esto, que lo único que hace es irritar a los lectores conocedores y a la vez desinformar a la gente que por primera vez tiene contacto con este plato, y si se le va a hacer alguna variante o interpretación personal al plato, es necesario aclararlo.

No sé si será un descuido de Narda Lepes, pero en todo caso esto confirma que hasta los profesionales mas destacados también se equivocan.

CUANDO SE QUIEREN HACER BIEN LAS COSAS

Este es un blog, básicamente, para opinar sobre los abusos de ciertos cocineros mediáticos, pero en esta oportunidad voy a hacer una excepción para elogiar a los que se preocupan por hacer las cosas bien.

Es que da mucha satisfacción poder ver programas de cocina realizados con verdadero esmero y por profesionales con sólidos conocimientos en las áreas de producción y calidad; tomándose la gastronomía en serio, cuidando detalles y brindando a su público todo lo mejor de sus conocimientos.

Para los amantes del buen comer hay dos nuevos programas en el canal elgourmet.com que se destacan y me parecen fantásticos.

Uno es Método Gross, con la conducción del prestigioso chef patissier Osvaldo Gross, miembro de la Academia Culinaria de Francia y para mi uno de los genios de la pastelería.

Seguir leyendo