LAS BRUJAS NO SON DE FIAR

Estando en Lima me gusta mucho pasear para ver los cambios y novedades que se van dando. En uno de esos paseos por Miraflores, pasé casualmente por la puerta del restaurante LAS BRUJAS DE CACHICHE y me llamó la atención un cartel enorme de tela que decía: “FESTIVAL DE LANGOSTAS EN BRUJAS DE CACHICHE“, y a pesar que ya la última vez que estuve por ahí no salí tan conforme como hubiera querido, me tentó la oferta de un festival de langostas, que me hizo imaginar toda una variedad de sabores y presentaciones irresistibles.

Insistí en ir a ese lugar, pese a que tenía ofertas para otros lugares más confiables. Para estar mas segura, llamé el día anterior, por si necesitaba hacer alguna reserva pero me dijeron que no, que vayamos directamente y que el festival de langostas se ofrecía tanto en el almuerzo como en la noche y durante dos meses más.

Era justo  28 de Julio por la noche y cuando llegamos nos interceptó un señor para advertirnos que había que pagar un “cover” de 20 soles por persona por un “Show” que hacían por Fiestas Patrias. Pero eso no sería lo más grave, cuando le digo que está bien pero que, en realidad, asistíamos por el “FESTIVAL DE LANGOSTAS”, me dijo que, lamentablemente, se habían acabado las langostas en el almuerzo….. ¿Qué? -Dije yo -, “Si pues, se acabaron las langostas y tenemos para ofrecer sólo los platos de la carta.” Uy que mal momento! Lo conversamos con las personas que habíamos ido y decidimos quedarnos, decisión que lamentaríamos.

Ya ingresando al lugar nos recibió una chica, a la que también le comentamos que, en realidad, veníamos al “FESTIVAL DE LANGOSTAS” y que, incluso, habíamos llamado el día anterior, pero la sorpresa mayor fue cuando esta chica nos dice, muy segura de sus palabras, que el motivo por el cual no había ese “FESTIVAL DE LANGOSTAS” era porque había veda de langostas.  A esta altura, la falta de respeto al cliente se hacía cada vez mayor, creciendo el descontento con las ridículas respuestas que nos iban dando. En Perú creo que ni existe veda de langosta.

Por fin logramos sentarnos en una mesa, ya con el show empezado pero completamente cobrado al final de la cena. Vale aclarar también que “Show” es una palabra demasiado grande para  lo que se brindó esa noche. Ese tipo de espectáculos uno puede aceptarlo en el extranjero, donde debemos moderar nuestras pretensiones, pero estando en el Perú me parece lamentable que no se pueda conseguir bailarines idóneos para realizar cada tipo de danza, sobre todo las danzas negras, donde hay que llevar el ritmo en la sangre para bailarlo y eso es lo que a uno lo emociona ver.

Cuando comenzamos a elegir algunos platos, entre ellos uno con atún, el mozo nos tenía reservada otra sorpresa. Nos dijo que, en realidad, no tenían todo lo que figuraba en la carta y trató de recomendarnos una degustación que costaba como 200 soles por persona y que, evidentemente estaría incompleta, pero con la gracia de que si pedíamos 5, osea si gastábamos 1.000 soles, una sería gratis- Emocionados con la “oferta”, la descartamos, y ordenamos lo que nos provocó, de lo que tenían, claro. A esta altura estábamos a punto de pararnos e irnos pero, otra vez nos equivocamos y decidimos quedarnos.

Comenzamos con el Piqueo Ronda del Mar, que traía Causa de Langostinos,  Conchitas a la Parmesana, Pulpo al Olivo, Tiradito de Pescado, Langostinos Crocantes Dorados en Quinua a la Miel de Aguaymanto y Anticuchitos de Pescado en Salsa de Ají, todo esto acompañado con Salsa Tártara.

Después pedimos unas Papas Rellenas que llegaron heladas.

Otros platos que pedimos fueron Lechoncito Tierno Cocinado en Finas Hierbas con Papas Amarillas Doradas.

Corvina con Salsa de Camarones Braseados, acompañada de Arroz Blanco y una Papita Dorada.

Lomo Saltado Clásico.

Pato al Ají con Frejoles y Arroz.

Debo decir que tanto los sabores como las presentaciones estuvieron aceptables, salvo las papas rellenas, que llegaron heladas y justo era lo que había pedido mi marido, de célebre escasa tolerancia, con el consiguiente impacto sobre su humor.

Luego de tantas decepciones, desde que llegamos, al Maitre le habrá dado algo de vergüenza, de modo que nos ofreció UN postre de cortesía (éramos cinco personas) para lo cual trajo un Tres Leches con aspecto de Tiramisú, que no causó sensación alguna, presentado con la salsa en un vasito aparte.

Es lamentable que un lugar, que recibe en su mayoría turistas, tenga semejantes fallas y pretenda verle la cara de tontos a los que, por alguna razón que deberíamos indagar en terapia, optamos por ir a comer ahí, engañándonos con todo tipo de mentiras, para las que ni siquiera se ponen de acuerdo entre ellos.

Además, es un antecedente preocupante. Sería muy triste que en Lima, donde siempre se ofreció lo mejor a los turistas, se afinque la tradición que existe, por ejemplo, aquí en Buenos Aires, donde los lugares destinados al turismo son caros y malos, por aplicación del principio “total qué sabe el turista”.

Lo peor de todo es que un día antes estuve en El Mercado de Rafael Osterling y me privé de pedir langosta, pensando en que al día siguiente disfrutaría del maravilloso “FESTIVAL DE LANGOSTAS” que ofrecían en las Brujas de Cachiche.

Pues, terminé de convencerme de no volver más a ese lugar en lo sucesivo.

 

LAS BRUJAS DE CACHICHE
Calle Bolognesi 472-Miraflores
Lima

18 comentarios

  1. Mmmm, qué mal.
    Nunca he ido a ese restaurante. Sus altos precios me hacen no tener ganas de probar su comida. Peor ahora con lo que cuentas.
    Ojalá leyeran este post para que puedan corregir sus errores/horrores.

    • Si, muy mal. Ojalá sea para corregir horrores, diría yo, como los amigos de tío Mario. Me llegó el comentario que leyeron el post y lo tomaron en cuenta.
      Besos!

  2. Nunca he creido en las brujas que adivinan el futuro, ni en las que cocinan y mucho menos en las que dicen “este es mi mejor yerno”, tu crónica reafirma mis convicciones.🙂

    • Como dicen: “yo no creo en las brujas pero de las hay, las hay”🙂
      Elmito, las que dicen “este es mi mejor yerno” ya dejan de ser brujas y pasan a ser la suegrita linda jeje
      Saludos!!

  3. Que tal patada al hígado resultaron Las Brujas de Cachiche.

    Estimada Katia no voy a ser abogado del diablo pero si te diré que en fechas especiales los locales se esfuercen en atender peor que nunca.

    (Aunque después de todo lo leído no iría a ese sitio aunque me prometan una cena con Caroline Wozniacki ja ja ja)

    • Pero Renzo, a nosotros nos patearon el respeto esa noche nefasta.
      Tienes razón en lo que dices de las fechas especiales, pero NO debiera suceder nunca y menos cuando el local está muy lejos de explotar por la masiva concurrencia. Habían muchas mesas libres esa noche y es que el problema no era la falta de tiempo para los mozos sino la falta de comida!
      Debo suponer que lo tuyo es meramente amor al tennis (y no al chicharrón) jjaja
      Saludos!!

  4. Hola Katia!!

    Sabes? Muchas veces me llamo la atención de ir a este lugar, muchas veces quise ir. Pero al leer tu post, es que me quede muy sorprendida en que primero no haya langostas y en la puerta ponga una enorme pancarta ” Festival de langostas”, segundo que todo lo que dice la carta en la realidad no haya todos esos platos para servir al público, y de paso te lo advierten y te dan a elegir platos super caros, y al ver las fotografias de los platos pues no son espectaculares. Katia haz tenido super paciencia y la verdad les han faltado el respeto, debieron haberse retirado, la verdad que pena por lo que han pasado. Yo me imagine este restaurante bueno y siempre desee ir por que me llamaba la atención, pero luego de haber leído tu post, estoy advertidad de no ir por ningún motivo. Gracias por compartir tu experiencia yespero que olvides esta mala experiencia😦

    • Al inicio era bueno pero con los años ha ido decayendo y no parecen notarlo.
      Un mal dìa puede tener cualquier restaurante pero aca hubo una falta de respeto que se iba agravando conforme iba transcurriendo la noche.
      Ademàs de la calidad de la comida, capacitar al personal para que no le vean la cara de tontos a los clientes, es muy importante.
      Besos!

  5. ¡Ese es el tema! Han hecho del restaurante un establecimiento “para turistas” y con eso se toman el derecho de cobrar lo que les da la gana y ofrecer pobrezas (a un turista yo no lo llevaría ahí ni al Jose Antonio ni al Señorio de Sulco -lo digo por los precios “aturisticados”-; iria directo y sin escalas a El Bolivariano).

    • Es una pena que al turista se lo trate como “bobo”, total que sabe. Hay un dicho que es “estafemos al turista”, cosa que me parece lamentable.

  6. Numero uno: Podria resumir esto en una sola palabra: “INDECOPI”

    Numero dos: Hicieron un reporte policial?, porque de que les robaron, les robaron. Estas personas que te atendieron caminan libres por las called de Lima?.

    Numero Tres: Tu experiencia “culinaria” me causo mucha verguenza ajena como ex mesero que soy.

    Numero Cuatro (sii, hay cuatro): Yo tambien evito acudir a los restaurates en dias de fiesta, feriados etc. Prefiero pasar un buen momento en casa.

    Numero Cinco para terminar: tu y tus acompanhantes necesitaban una senhal tipo Vegas para vaticinar la mala experiencia?.

    • Demasiadas fallas en un solo día hicieron que sea imperdonable.

  7. La única vez que fui tuve una mala impresión. Llevé a cuatro amigos extranjeros que insistían en ir por la publicidad que habían leído en una guia de viajes. El mozo se acerca a recomendar el vino de la casa, a lo que accedieron mis amigos. Resulta que al final, cuando nos tocó pagar, el vino de la casa era el más caro de todos. La molestia de mis amigos no se dió por lo caro, dijeron no es el dinero, es el hecho que nos quieran ver la cara por ser turistas. Tuvimos que llamar al administrador y hacer un escándalo. Al final nos cobraron el precio de uno de los vinos de precio mediano, pero ya con toda la molestia de por medio.

    • Exactamente! No es el dinero, es que te quieran ver la cara. La trampa, el engaño, la falta de respeto, todo eso es lo que uno no tolera.
      Saludos.

  8. Pésima idea en ir a comer a un restaurante el 28 de Julio cuando medio Lima sale a las calles. Querer una atención especial en un restaurante (sea cual sea) en un día festivo es como querer sacarse la loteria a la primera.

  9. muy pronta inauguraciòn Brujas de Cachiche, La Molina, esquina Raùl Ferrero y El Corregidor

    • Genial pero que se esmeren en calidad y atención. En el local de siempre se relajaron demasiado.

  10. Amigos he leído sus comentarios sobre brujas de Cachiche de Miraflores y coincido con todo lo que comentan, es muy malo el lugar e incluso el dueño es un tipo que tiene fama de ser soberbio y creído y bueno de la esposa se ha dicho de todo desde homofobia hasta XXX pero con sorpresa les contaré mi experiencia en brujas de Cachiche pero el nuevo que esta en la Molina, es precisamente todo lo opuesto al de Miraflores, es un sitio muy bonito, la comida es de lo mejor que he podido probar, la atención es de primera e incluso me atendió la misma dueña quien es una simpática señorita que me recomendó algunas de sus especialidades porque cabe resaltar que es una franquicia y por consiguiente los propietarios son distintos, también conocí al chef quien me dio una amplia explicación de sus preparaciones, recomiendo el de La Molina al 100% me fascino el cuy y a mi esposa le encanto el arroz con pato!


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s