ASIA, DONDE TODOS SE RELAJAN 6.

Hace unos años “Asia” no era más que una playa al Sur de Lima, en realidad era una playa que estaba a la altura de una ciudad que se llama “Asia” y que está ubicada algunos kilómetros sierra adentro, pero fue creciendo tanto que hoy es un fenómeno que merece un análisis sociológico, porque no se convirtió en una ciudad más sino en una suerte de complejo urbanístico muy novedoso.

El “meeting point”, el centro social, comercial y cultural de “Asia”, es el “Boulevard”, una especie de mega shopping al aire libre donde uno encuentra casi todo, desde el maravilloso supermercado Wong, pasando por tiendas exclusivas como Nu, disquerías, librerías, artículos para el hogar, decoración, bares, restaurantes, bancos, farmacias, un centro cultural con teatro y hasta una muy profesional pista para kartings, pero hay un detalle donde se advierte la herencia cultural de la zona, todo eso está rodeado por un muro de piedra, simil incaica, de más de 3 metros de alto. A la fortaleza se ingresa por dos o tres entradas, controladas, donde, por supuesto, se cobra el estacionamiento, aunque uno sólo pretenda entrar y salir, sin estacionar, es decir, se cobra el ingreso. Eso es el Boulevard. En los alrededores hay algunos comercios y algunas viviendas pero no es eso lo que ha crecido hasta convertirse en ciudad sino otros complejos urbanísticos sobre el mar, algunos kilómetros distantes del Boulevard y diseñados con estilo moderno, aunque colectivista, cuidando celosamente la uniformidad estética. A esos complejos y al Boulevard se accede en las 4×4, que parecen ser el medio de locomoción obligatorio en la zona. Es muy lindo “Asia”, o como dicen las chicas y chicos que se creen con onda, “eisha”.

He visitado “Asia” hace dos años y quedé maravillada, este año la he notado algo estancada, más rígida en cuanto a normas de comportamiento, más snob y con cierto deterioro en cuanto a la calidad de lo que ofrece y la atención, que tanto valor agregado le da a la gastronomía peruana.

Un restaurante clásico en “Asia” es El Piloto. Cebichería se podría decir, donde tienen todo lo clásico y algunas cosas más, pero al parecer con poca paciencia para que el cliente elija su plato. Y es que nuestro mozo parecía apurado en tomar nota del pedido lo más rápido posible, cosa que nosotros no hicimos por supuesto, tomándonos el tiempo correspondiente para ver qué nos provocaba. Nos decidimos por una Causa de Langostinos abundante y muy bien preparada, un Arroz con Mariscos con excelente sabor y granos impecables y un Lomo a la plancha con Puré de papas, aprobado con 6 puntos por un paladar argentino. Comimos bien, es la verdad.

Asia del Mar es uno de esos complejos ubicados cerca del Boulevard, está a unos diez kilómetros más al Sur. Es una especie de ciudadela con una decena de tiras de viviendas, todas ubicadas en forma oblicua, para favorecer la vista al mar, con jardincitos y caminos de conchitas, todos de dos plantas y con terrazas a la misma altura y con techitos de lona chatos y del mismo color, todo muy simétrico y muy armónico, creo que hasta las cortinas son todas iguales, y uno se siente no cuidado, sino vigilado por los guardias que pasan cada 30 segundos en bicicletas y armados con amenazadores handies, cuidando que nadie altere el orden y la simetría. Es tal la disciplina que por ejemplo, si uno llega mojado del mar y pone su toalla en alguna silla de la terraza, de “su” casa, para terminar de secarse, no puede dejar la toalla puesta en la silla ni un segundo al pararse porque vienen estos señores a informar que no está permitido dejar la toalla sobre la silla y al final de la temporada le llueven a uno multas altísimas por cosas ridículas.

Si en lugar del color blanco de las paredes, el crudo de las cortinas y el azul de las lonas de la terraza, hubiesen pintado todo de rojo, podríamos estar muy cerca de haber alcanzado la utopía marxista.

Sin embargo, la cocina del Club House de Asia del Mar era muy buena. Una cocina que bien podría estar en el mejor restaurante por la excelente preparación y calidad de los productos utilizados, sumado a una esmerada atención. Pedimos Tequeños que por fin vinieron como esperábamos, rellenos de queso y con guacamole. Un guacamole que podría haber estado un poquito mejor con tomatitos y culantro. Luego un Arroz con camarones sencillamente espectacular, un Cebiche con camarones glorioso y una Jalea mixta con yucas, tan cremosas que parecían mantequilla. ¡Excelente!

En el Boulevard de Asia se encuentran muchos de los restaurantes que hay en Lima, solo que con una calidad y atención totalmente alterada.

Acá algunos ejemplos:

Don Mamino, que bien podría llamarse don Mamerto, por la lentitud y pocas ganas de atender al cliente. Éramos nosotros y otra mesa más en todo el local, muchos empleados pero poca eficacia a la hora de atender. Cuando finalmente logramos hacer el pedido nos trajeron una Empanada de Alcachofa sin mucha gracia, un Calzone rozando lo razonable, una Empanada de carne, un Club Sándwich muy extraño y unos Tequeños muy feos con un guacamole que daba un poco de verguenza. Finalmente unos helados. El problema, que a esta altura se había convertido en una especie de constante en los restaurantes limeños, era el momento de la cuenta. No sé por qué extraña razón tardan horas en hacer la cuenta y cuando la traen siempre viene con alguna explicación del mozo que algo no estaba incluido entonces lo pusieron por separado pero que el total era “éste otro”.

La Baguette es otro lugar que me habían recomendado mucho, pero el de Lima. Se ve que acá las cosas o no están bien refrigeradas o no salen tanto pero igual te las encajan. Nos tomamos ahí mismo un café que estaba muy rico y lo acompañamos con una Tarta de Coco y Manjar blanco que estaba rica, un Suspiro limeño que estaba mejor y una Pasta frola muy fea. Antes de sentarnos a tomar el café ya habíamos hecho un pedido para llevar que constaba de variedad de empanaditas rellenas de ají de gallina, lomo saltado, carne y queso que fueron una decepción total. La masa era demasiada y para nada delicada, además con un relleno insaboro y escaso. Luego, una Pasta Frola que ya habíamos constatado era muy fea y una Torta de Chocolate que tuvo que ir directamente a la basura por el mal estado en que se encontraba. Hubiera ido a reclamar pero cuando uno va a la playa, va a disfrutar y no a perder el tiempo. Simplemente no volveré, al menos al de Asia.

La Granja Azul supo tener muy buenos pollos a la brasa y papas crocantes. En el 2008 fuimos a este mismo local de Asia y comimos muy bien pero en esta oportunidad fue lamentable todo, lo único que se salvó fue la ensalada o en realidad la salsita para aderezar la ensalada que estaba deliciosa.  Unos pollos que hay que mirarlos con lupa y con la misma lupa tratar de encontrar el sabor. Unas papas tan gruesas, duras y secas que parecían recalentadas o refritas. Incomibles. El mismo problema que se repitió en otros lugares fue la demora excesiva al momento de hacer la cuenta por un pollo y dos gaseosas.

Pensando revertir un poco esta mala racha, una noche fuimos a Antica. Lo primero que vimos al entrar fue a un grupo de niños desaforados jugando con un bidón de agua en la barra, mojando todo el piso y sin nadie que se inmutara, ni los padres, ni los mozos, ni nadie. En cuanto a la ambientación, da la impresión que trataron de hacer una cantina rústica italiana pero les salió un restaurante estilo campestre, todo de troncos de madera pesada y con una barra larga. Nos ubicamos en una mesa al otro extremo, lejos de esos niños y pedimos Lasagna 5 quesos, una Pizza Antica, Linguini al Limón y Spaghetti con Mariscos. Todo acompañado por un buen vino argentino. Una cena que disfrutamos todos pero que, en Lima, estoy segura, hubiera sido mucho mejor.

El nombre de un restaurante es mucho más que eso, es la confianza que le da al cliente de saber lo que va a encontrar.

 

ASIA
Boulevard Sur Plaza, Asia
Panamerica Sur km 138
San Luis, Cañete

13 comentarios

  1. Hola Katia!
    realmente ese pollo era mas pequeño que pichon de paloma..que verguenza que sirvan algo tan pequeño…para tal caso que lo sirvan en la loncherita o cajita feliz para niños menores de 3 años jajajaja

    Sobre los cafes don mamerto (jajaja) y la baguette…debe pasar lo que dijiste, no deben tener mucha rotación de productos.
    1, la gente que va a la playa piensa en los kilos que tiene de mas, asi que no creo que se acerquen mucho por los cafes donde pueden pecar.
    2. la gente que va a la playa va a relajarse, y a hacer reuniones en sus respectivas casas con sus amigos y no van al cafe a conversar.

    Lo que me parece mas loco…es hacer grandes inversiones de irse hasta alla y poner una sucursal cuando son incapaces de dar un buen servicio, sera que les sobra la plata???

    saludos.

    • Ese pollo fue lo más ridículo que vi en mi vida en cuanto a pollos!! Lo peor es que además no tenía nada de sabor….buena tu sugerencia de la cajita feliz jaja
      Si pues, en verano mucha anoréxica que no prueba bocado…no era el caso nuestro, pero lo que si pasa es que a veces la gente compra para no tener que cocinar ni preparar … en casos como este,quedamos muertos de hambre y de rabia porque era todo incomible.
      Yo eso tampoco lo entiendo..mejor no hagan nada y quedense en Lima nomás..o será que la mayoría come sin fijarse sabor, calidad, frescura, etccc..
      Besos!! y a ver cuando retomas La Secta!!!

  2. Hola Katia,

    Visite Asia hace un par de años atras sobre todo para ver cual era el jolgorio que hacia la gente. Como ya sabrás, la familia de mi mami es del pueblo cercano de Mala y aun me acuerdo haber pasado muchos veranos en las playas de esa zona, y la verdad que Asia era solo un arenal con unas cuantas casitas que creo que se caian con un viento fuerte.

    A primera vista todo parece muy lindo e increible que se haya podido construir algo tan grande donde no mucha gente hubiera considerado posible. Pasada la primera impresión, comenzaron a surgir pequeños detalles que borraron todo sentimiento positivo. Hay una corriente general de snob, pretención, todo muy artificial.

    Despues de llegar del Peru, encontre un articulo de una periodista Americana que vive en Lima (Barbara Drake y su blog American In Lima) donde hace incapie sobre el trato injusto contra el personal de servicio de Asia y el movimiento para erradicar ese tipo de discriminación del pais. Después de ese pequeño detalle y los reportajes acerca de la manipulación de las fuentes de agua en el area para poder hacer los water games, y los efectos que estos cambios han causado el los pueblos aledaños y las cosechas, me dejaron un sabor muy amargo. Con decirte que ni la gente que veranea en los Hamptons en Long Island esta con tanta cosa.

    Con respecto a los restaurantes, tal como has señalado, dejan mucho que desear. Muchos de los establecimientos son muy bonitos y agradables a la vista pero dejan mucho que desear a la hora de la comida y la atención. La verdad que no habia nada resaltable en ese sentido.

    Saludos

    • A primera vista, tu lo dijiste, pero vas rascando y van saliendo los defectos.
      Odio las caretas y la gente que pretender ser lo que no es o motrarse solo para eso..para mostrarse. No lo entendí nunca y menos ahora que ya soy mayorcita jaja
      Mira por suerte no noté nada distinto con respecto al personal doméstico, comprenderás que donde estuve a todos nos tenían cortitos…
      De lo de las fuentes de agua tampoco sabía nada, pero lo que si es muy llamativo es el cruce que hay para entrar por la carretera al Boulevard, tanta inversión y a nadie se le ocurrió hacer una entrada o un puente como la gente…es super peligroso y mas cuando la gente está zampada.
      Yo te digo, la pasamos mucho mas lindo (hablando del lugar obviamente porque con mi familia soy feliz en donde sea) en Punta Hermosa en el 2008. Libertad!!!!!!
      Saludos!!

  3. Nunca he pisado Asia ni Larcomar y si no fuera por mi esposa no hubiera pisado el Jockey Plaza ni el CC El Polo. Si hay algo que me incomoda al extremo es el sofisticismo y lo artificial de las personas y de los lugares.

    Gracias por el dato, a Asia no se va a comer.

    Finalmente, muy buena analogía el de las casas marxistas, tanta pretensión para ser diferentes y terminar con una arquitectura COMUNnista y con las libertadas recortadas (como hombre la toalla la dejo donde se me anotje).

    • Elmito date un paseíto por Larcomar🙂 aunque en este viaje fue lamentable encontrar un Havanna en lugar de Laritza …eso le quitó mucho encanto para mi como consumidora del famoso cafecito con el sanguchito en el balcón al atardecer ohhh
      Era casi un cuartel, con decirte que notamos que cuando hablabamos por celular en la noche desde el malecón, solapa se paraban muy cequita nuestro como para escucharnos…nos ibamos mas lejos y despacito se acercaban ….un horror!
      Ni te cuento las discuciones que tuvimos…
      Saludos!!

  4. Estoy segura de que a la mayoría de veraneantes de Asia (Eisha) no les haría ninguna gracia tu comparación con la utopía marxista. Lo que cuentas de las toallas parece sacado de una película surrealista.
    Conclusión: a Asia ni a comer, ja, ja.
    Saludos.

    • Te imaginarás que eso me tiene sin el más mínimo cuidado jjaaa
      No exagero en absolutamente nada de lo que cuento.
      Besos!

  5. Me reservo mi comentario respecto a lo que pienso de Asia.

    En cuanto a la aventura culinaria no es suficiente con ponerle el mismo nombre a un local. Está el training, la logística y otros factores que deben tomarse en cuenta para lograr la misma atención y calidad.

    Saludos

    PS. La foto del pollo es un escándalo

    • Uyy no..quiero saber!!!!
      En Asia no hay nada de aventuras culinarias Renzo…olvídate.
      Tendría que tener una foto de mi cara cuando pusieron ese pollito en la mesa.
      Saludos!!

  6. El piloto original queda rumbo a chincha, recomiendo la papa a la huancaina y el tacu tacu con lomo saltado, realmente espectacular. La granja azul original de toda la vida esta en santa clara y tradicionalmente se paga por un all you can eat de pollo a la brasa que justifica su tamaño. Sin duda las franquicias abiertas en Asia no son mas que una producto de una moda y sin duda no es el mejor lugar para ir a comer.

    • Asì es Buda, por eso uno llega a la conclusiòn que mucho mejor son los originales, una pena que al crecer no mantengan misma calidad y servicio.
      Saludos.

  7. I like the helpful info you provide in your articles. I’ll bookmark your blog and check again here regularly. I’m quite certain I will learn many new stuff right here! Good luck for the next!


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s