VAMOS A COMER CON PANCHITA 3.

Este lugar estaba incluido prioritariamente en mi lista cuando programé mi viaje a Lima. Tuve la suerte de ser invitada por uno de mis hermanos y su novia, quien disfruta organizando eventos y no dejó un sólo detalle sin cuidar. Era mi segunda noche en Lima.

Al llegar, nos encontramos con una excelente recepción y a medida que fuimos entrando fui cautivada por la puesta del local. Podría decirse que tiene una decoración recargada, pero sin llegar a la saturación, repleta de detalles muy peruanos y muy bien elegidos. Realmente toma su tiempo poder observar cada uno de los miles de objetos puestos en Panchita.

No puedo de dejar de mencionar en este momento a Willy, nuestro mozo estrella, un genio en servicio y amabilidad.

Acá tampoco pude tomar Pisco, pero no porque no hubiera, sino porque ya estaba organizado por mi cuñada tomar vino y no tenía intenciones de que me saquen cargada.  Además pienso que estas dos bebidas no combinan absolutamente para nada. Cabe resaltar que en Panchita uno puede llevar sus botellas y le cobran sólo el descorche. Esa noche tomamos vino peruano, Intipalka, un Malbec que me sorprendió por su excelente calidad y además por ser muy agradable para tomar.

Un comentario aparte merece la panera, por lo abundante y por el sabor de sus panes, acompañados de unas salsitas.

Al ratito, se apareció Willy con un Piqueo Criollo que contenía Ají de Gallina, Patitas con Maní, Carapulcra y Olluquito con charqui. ¡Todo absolutamente delicioso!

Después vinieron dos tablas, una con un “Anticuchón” clásico de corazón acompañado con choclo y tostones -una delicia -, pero la sensación la causó la otra tabla que contenía un “Anticuchón” de Pez Espada que nos pareció de un sabor realmente exquisito. Ambos venían acompañados de salsitas.

Trajeron un plato de Ají de Gallina muy rico, un Lomo Saltado con Tacu Tacu, que tenía ese saborcito ahumado que le faltaba al Lomo Saltado de “Picas”. Para terminar, como si fuera poco, un Cabrito a la Norteña tan suave como sabroso.

Después de todo esto, tenía que hacer lugar para los postres, como sea. Pedimos un Merengado de chirimoya, que venía en una copa, acompañado con helado de lúcuma de un sabor tan delicado y perfecto que no me cansaría nunca de comerlo. No podían faltar los clásicos Picarones, con una cantidad generosa de Miel de Chancaca, para completar estos sabores tan criollos.

Quienes vivan en Lima, que se sientan afortunados, y los que estén de paso, que no dejen de visitar Panchita, un lugar mágico para la vista y el paladar.

PANCHITA
Av. Dos de Mayo 298
Miraflores
Lima

8 comentarios

  1. Katia

    Muy buena tu reseña. Provoca de ver todo lo que comiste. Sobre todo el pez espada. Antes lo he probado en la parrilla marina del Embarcadero 41 y es buenísimo.

    Hmmm que tal los precios?

    • Renzo los precios no los supe nunca porque fuimos invitados y no pudimos verla ni de casualidad pero de una calidad increìble todo, sobre todo ese Pez Espada, glorioso!!
      Saludos!

  2. Como no soy tan amiga de los mariscos (digamos mejor que ellos no son mis amigos, ja) se me hizo agua la boca con el anticuchón. Si en foto es delicioso, cómo será el sabor…
    Esa presentación de los pancitos me parece muy esmerada. Hasta me daría pena comier alguno para no malograr el decorado.
    Saludos.

    • Gabi hay mucha gente a la que le pasa lo contrario, es amigo de los mariscos y no tanto de los pescados, mi esposo especialmente jaja y este anticuchòn de Pez Espada pudo con èl y cayò rendido a sus sabores y texturas.
      La panera era deliciosa y enoorme.
      Besos!

  3. Katia, queria hacer un par de observaciones con respecto a Panchita:

    Primero, todo se ve tan bien y aperitivo y ya estoy planeando caer por alli la proxima vez que este en Lima. Con cuantas personas recomiendas ir para poder probar tantos platos ricos. Es grande la carta?

    El otro punto tiene que ver mas con el articulo anterior en tu blog sobre la locura de la fusion. Es refrescante ver la atencion a la presentacion. No hay que hacer unos monumentos u obras de arte moderno con la comida, solo hay que presentarlos de tal manera donde ella es la estrella unica. Mi punto de referencia al respecto simpre ha sido la comida Japonesa, hasta cierto punto minimalista, pero siempre la comida como el punto central.

    Saludos

    • Pico este lugar tiene que estar en tu lista para encontrarte con sabores originales.
      Esa noche éramos 4 y comimos como los dioses. La carta no logré verla porque como comentaba fuimos invitados y no nos dejaron verla. grrrr
      Mi cuñada es de esas personas que ya tiene todo organizado :))

      Con respecto a la fusiòn, hay platos de autor que merecen y hasta les queda bien una decoraciòn sofisticada, pero un plato de patitas con manì se verìa ridìculo si intentan hacerlo parecer un plato de hotel internacional, hay platos que son un placer a la vista servidos lo mas simple posible.
      La comparaciòn con la decoraciòn japonesa es tal cual, nada recargado, en su punto justo.
      Saludos!

  4. Las fotos son un deleite para la vista,
    los platos muy buenos y provocativos,
    y el vinito de rigor.

    Ahora, para comer yo soy un pirata,
    apenas tengo el plato al frente
    en mi cabeza sólo cabe “Al ataque”.

    • Bueno, no fuè nada fàcil aleccionar a todos los amigos y familia con los que salìamos, a que antes de clavar el tenedor, era mi foto jeje es màs, a veces eran ellos mismos los que me lo recordaban cuando yo quedaba hipnotizada por algùn plato.
      Saludos!


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s