MI RUTA GASTRONÓMICA LIMA 2010

Después de dos largos años regresé a Lima, con la misma ansiedad y desesperación de siempre por ver a mi familia, amigos y, obviamente, para poder disfrutar todo lo posible de nuestra comida.

Es increíble cómo, ya desde el avión, cuando el piloto anuncia que estamos por aterrizar en el aeropuerto Jorge Chávez de Lima, se repite siempre lo mismo: comienzo a sentir todo tipo de emociones y no veo la hora de estar pisando tierra peruana y poder abrazar a toda la gente que tanto quiero y extraño. Mi mamá por sobre todas las cosas.

Me hubiera gustado quedarme más, la verdad fueron pocos días, pero traté de aprovecharlos al máximo posible y mi familia colaboró mucho con ello.

En mi recorrida culinaria descubrí algunos lugares increíbles y altamente recomendables. Volví a los clásicos de siempre, que nunca fallan, y también tuve algunas lamentables decepciones.

En los posts siguientes contaré, breve pero lo más detalladamente posible, mis experiencias en estos lugares. Aclaro que son “mis” experiencias, que no necesariamente son las que puedan haber tenido otros, con más o menos suerte que yo.

Pero antes de comenzar con los restaurantes, tengo que felicitar de nuevo a mi hermano, Pablo Documet, que no deja de sorprenderme con platos dignos de repetir más de una vez.  No sé si es el mar que lo inspira, pero esta vez como hace dos años en Punta Hermosa, fue en Asia del Mar donde nos deleitó con tantas exquisiteces.  Un día fueron “Spaguetti a la Marinatta” (sic), cintas perfectamente cocidas con una salsa deliciosa repleta de mariscos. También preparó un Ají de Gallina espectacular, servido con papitas amarillas y arroz blanco graneado, realmente sabroso. Otro día se esmeró en la elaboración de un Risotto de Mariscos, todo un lujo. ¡Felicitaciones! Pero me debe esa Paella tan aclamada que siempre hace y este verano me quedé con las ganas.

   

Spaguetti a la Marinatta

Ají de Gallina

Risotto de Mariscos

Anuncios

9 comentarios

  1. Ese ají de galliiiinnnaaaaaaaa
    Me lo imagino con el queso parmesano reggianito….

    Ok. Se acabó. ¡El domingo hago ajï de gallina!

    Hmmmmmmmm me rindo….

    • Realmente la pasamos lindo y aprovechamos al màximo los pocos dias. Que se repita màs seguido las visitas.

      • Renzo que te salga deli tu Ají de Gallina con el Reggianito jaja

        Siii que se repitan los viajes a Lima mas seguidos!!

  2. Que manera de castigarnos a los que a esta ahora estamos trabajando después de almorzar en un chifa de barrio.
    🙂

    Por otro lado, yo soy de comer y no de cocinar, por lo que la última foto se me hace que es un arroz con mariscos, en todo caso ¿cuál es la diferencia entre un arror con mariscos y un risotto de mariscos?

    • Bueno pero peor estoy yo que ahora estoy bien lejos de todo esto buaa
      Básicamente la diferencia está en el tipo de arroz y la preparación.
      En el Risotto se usa un arroz de grano redondo y normalmente es una preparación mas lenta. Pero le podemos decir Arroz con Mariscos y nadie se va a ofender 🙂

  3. Que tentador se ve ese risotto de mariscos,me encanta el caldero , ahí lo prepararon? Me no hay nada mejor que comer rico y en su tierra!! las fotos están barbaras!!

    • Siii, se preparó en la misma olla de barro, como le decimos nosotros. El sabor es definitivamente otro no? Es como que le da un gustito diferente a cuando se hacen las comidas en olla de metal.
      Besos!

  4. Quiero aprender a hacer el ají de gallina!! 😀
    Me alegro mucho que hayas pasado lindo en Lima. Eso sí, no nos has puesto la foto del pie de limón de la mamma, así morimos de envidia completamente…
    Espero los otros relatos sobre tu recorrida culinaria limeña. Sí que se come bien allá!
    Un beso,

    Marcela

    • Es que Marce, con las elaboraciones que tu haces, el Ají de Gallina te va a resultar lo más simple del planeta. Te paso la receta por mail.
      El Pie de Limón de la mamma no lo puse porque, aunque el sabor fué, como siempre exquisito, el aspecto no lo fué tanto ya que fué preparado en la playa, donde contábamos con una cocina a gas sin gratinador y menos con el soplete de mano. Así que salió bastante paliducho el pobre.
      Un día nos encontraremos en Lima y comeremos delicias juntas!!
      Besos!


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s