GOLOSINAS CHICHA

imagen-136a11

Aquí estoy, después de las vacaciones, que aunque no fueron como uno imagina, en el mar y con una palmera, sino en la ardiente ciudad de Buenos Aires, haciendo turismo con mi mamá y una sobrina de visita, igual fueron geniales porque disfruté mucho de cada momento con ellas.

Como siempre que recibo visitas de Lima, espero con muchas ansias las golosinas que mas extraño pero, al verlas, noto que, poco a poco, mi lista se va reduciendo, ya que con el tiempo me fui llevando muchas desilusiones, por las deformaciones que fueron sufriendo, que ya casi no pido nada.

Pero, esta vez, llegaron a tocar una de las mas sagradas para mí, el CUA CUA. Los que lo han probado saben de qué estoy hablando. Un rectángulo de wafer relleno de crema y bañado en chocolate, tan irresistible como adictivo. Fui tolerando que, con los años, le vayan cambiando las etiquetas, aunque para mi gusto no tendrían que haberla cambiado jamás, pero lo que llegó a mis manos este año fue realmente lamentable, una cosa parecida a un rectángulo y que no tenía bordes definidos, al que le habían reducido significativamente su espesor y hasta el sabor era distinto. Ahora me entero que están lanzando, como ellos mismos dicen, “El clásico sabor del wafer Cua Cua, ahora también relleno de crema con ralladura de coco cubierto con delicioso sabor a chocolate”, ¿Cómo que “sabor a chocolate”?, ¿Es que ya no es más chocolate? Y, por si fuera poco, otros con sabor a fresa… no siempre innovar es mejorar.

Algo como esto ya me pasó hace unos años cuando, en una visita a Lima, me compré unas Princesas (cuadraditos de chocolate con una capa en medio de crema de maní y que en Argentina podría compararse con los famosos bocaditos Marroc) y al ver el empaque ya noté que era distinto, luego, cuando le saqué el envoltorio noté una diferencia también en lo físico y finalmente cuando me lo metí en la boca sentí que se trataba de un cuadradito de plástico, que no tenía sabor a nada y que podría haberlo tenido en la boca tranquilamente 24 horas sin que se derritiera ni una pizca. En ese momento eso me pareció tan grave como lo que está pasando con los Cua Cua.

Y el problema es que, fueron cambiando tantas veces de dueño, que uno ya ni sabe qué está comprando. Las marcas originales, como D’Onofrio y Field, fueron compradas por empresas que ya no se preocupan tanto por el gusto local, sino por elaborar productos que se puedan vender en muchos países a la vez. Aparecen empresarios chicha que solo se preocupan en obtener ganancias a corto plazo y no piensan en el futuro de las golosinas y menos aún en la calidad de éstas. Chicha podría definirse como un vintage exagerado y escatológico, que se caracteriza por la falta de calidad y buen gusto, que en un inicio se aplicó a la música, luego a la prensa amarilla y finalmente a toda una cultura que se ha extendido por la ciudad tanto en la comida, la arquitectura, la indumentaria y todos los rubros que uno pueda imaginar.

Algo que se hizo mucho también, fue cambiarle el nombre a los productos, como ocurrió con el Tío Johny que pasó a ser Mostro y ahora, seguramente, debe llamarse de otra manera, aunque eso podría llegar a entenderse por algún problema de derecho de marcas.

La Doña Pepa (par de galletitas rectangulares con puntas redondeadas, bañadas en chocolate y cubiertas con diminutas grageas de colores) por suerte debe ser una de las pocas que se mantiene lo más parecida al original.

El Triángulo (barra triangular de chocolate de leche) también es ahora de plástico, el Sublime con su envoltura en papel manteca y letras azules (barra de chocolate de leche con maní) y el Sorrento (barra de chocolate relleno) que ya no son tan ricos como antes, los Besos de Moza (galleta de base con copo de merengue italiano bañado en chocolate) casi no se consiguen y otras tantas que desaparecieron como las charadas de maní (galletas de vainilla con relleno de maní), el Superleche (lámina superdelgada de chocolate con leche), galletitas Miami (galletitas en forma de rombo bañadas en chocolate que antes no tenían nombre cuando se vendían en las bodegas), las Sol y Sombra (galletas planas y redondas bañadas por un solo lado con chocolate) y tantas que ya quedaron en el olvido.

Viviendo lejos y ante los desencantos de las golosinas de mi infancia, he tenido que ir supliendo esas necesidades con sabores parecidos que, por suerte, pude ir encontrado acá en Buenos Aires, como el bocadito Marroc en lugar de las Princesas, los Ricardito uruguayos en lugar de los Besos de Moza, el Shot en lugar del Sublime (barra de chocolate con leche y maní).

Siempre que hablo de esto con mis amigos resulta que todos se dan cuenta, que a todos les pasa lo mismo y que todos se quejan y dejan de consumirlos. En El Vicio de Comer de mi amigo Renzo leí que le pasaba lo mismo con los helados…. entonces, la pregunta es: ¿Por qué lo hacen? ¿Es que no les importa lo que opine el consumidor? ¿Venderán igual? ¿Hay gente que no se da cuenta y los sigue consumiendo igual? Puede ser una suma de todo esto pero también sospecho que, a veces, es el mismo público el que malogra el mercado….

29 comentarios

  1. Hola Katia.

    Bienvenida. Por un momento pense que mis blogs favoritos ya no estaban publicando mas… Haz traido a mi mente muchas de las golosinas de mi chiquititud y a pesar que extrano a muchas de ellas, estoy contento que no he abusado porque seria un bombo en estos momentos.

    La verdad es que cada vez que voy a Lima no compro o busco caramelos o chocolates o cosas por el estilo porque decidi que mejor me quedo con el recuerdo a tener una deception.

    Yo creo que las companias productoras cuentan mas que todo en las nuevas generaciones de consumidores con un paladar plastico acostumbrados a gustos genericos. Tambien habra influido el costo de materia prima y como ahora todo se trata de cortar esquinas para maximizar los ingresos… entoces ya te imaginas donde voy con eso…

    Gusto de leer tu blog nuevamente,

    Chau

  2. Estoy por publicar un post sobre el tema, citando casi los mismos nombres que tú.
    Siento que me han arrebatado mis mejores recuerdos de la infancia.

  3. Hola Pico ! Gracias por tan linda bienvenida!
    Cuanta razón en lo que dices de “las nuevas generaciones de consumidores con un paladar plástico acostumbrados a gustos genéricos”. Creo que voy a seguir tu ejemplo y me quedaré con los recuerdos porque las desilusiones ya vienen siendo muchas.
    Gusto de tenerte nuevamente por acá.
    Saludos.

  4. Espero leer tu post Gaby, otra visión sobre el mismo tema siempre es interesante.
    Besos

  5. Estoy completamente maravillada con tu conocimiento golosinero Katia! Fuera de broma… Yo nunca he sido de comer muchas golosinas, pero te entiendo perfectamente, porque las pocas que marcaron mi infancia, tienen ahora otro sabor. Y el cambio casi siempre ha ido acompañado con un nuevo diseño de packaging, como un anuncio de sabores distintos. Creo también que se pueden estar buscando así otros consumidores…
    Un beso,
    Marcela

  6. Hola Katia, que bueno que ya estas de vuelta con tus post, ya estaba extrañando tus siempre certeras críticas gatronómicas. En cuanto a este tema me has hecho recordar al ríquisimo Miami que, aunque han salido varias galletas parecidas, se hace extrañar.

    Saludos y bienvenida otra vez.

  7. Hola Marcela mi conocimiento golosinero tiene larga data jaja siempre tuve mis preferidos, tampoco es que le daba a cualquier cosa eh🙂 Parece que los nuevos consumidores son mas importantes que los consumidores de toda la vida, pero en cierto modo creo que Pico tiene razón cuando dice que las nuevas generaciones vienen con paladar plástico.
    Besos…mis berenjenitas siguen de lo más bien

  8. Gracias Yamile, te acuerdas de las Miami, que ricas que eran, me cuentan que ahora solo vienen en forma de animalitos y el sabor es distinto, una pena. Una de las pocas que se viene salvando es la Doña Pepa.
    Besos

  9. Katia,
    Que buenas vacaciones te tomastes … me imagino que aunque no saliste fuera la compañia de tu madre fue mejor que cualquier playa en el caribe, jajjaaja

    y hablando de los dulces te diría que solo nos queda vivir de los dulces recuerdos… pues cada día la calidad de los dulces que solíamos en la infancia es mas mala o simplemente desaparecieron en el tiempo…
    los sabores ya no son tan naturales …

  10. Katia
    Bienvenida de vuelta!

    Si supieras que de niño yo saqueaba el ropero de mi mamá en busca de los Cua Cua que compraba al por mayor. Y lo mismo con el Sublime, los Pipos, los Cocorokos y demás golosinas ya desaparecidas. Requiem por esos dulces que formaron parte de nuestra infancia.

    Por un lado entiendo que las empresas se preocupen por los costos pero por otro dónde queda el valor de la marca? Pobres niños que nunca conocerán el verdadero sabor de las golosinas de Field, Motta y D’onofrio.

    PS: Gracias por la mención!

  11. Si Jeannette, turismo en la ciudad y alrededores, muchísimo calor, pero muy linda compañía..
    Una pena que destruyan la calidad.

  12. Gracias Renzo! Jaa se ve que tu mamá hacía lo mismo que la mía …ibamos hasta la fábrica a comprar las cajas de todo, cajas que supuestamente después mi mamá escondía pero que entre 5 hermanos era muy sencillo de encontrar y cuando eso ocurría, las cajas eran saqueadas con robo hormiga jjaa y el día que mis papás iban a buscar en las cajas, con suerte encontraban 4 paquetitos de algo que dejábamos por pudor🙂
    Bajan demasiado los costos y la palabra calidad no sé si la recuerden.
    Saludos

  13. Hola katia, yo también suelo veranear en Buenos Aires con familiares de todas las edades y con visitas al zológico incluidas, ja, me encanta, estando allí una vez una chiva nos comió un bolso de paja.
    Y con respecto a las galletitas acá pasa exactamente lo mismo, disminuyen la calidad del producto y el tamaño para mantener el precio acomodado a sus bolsillos y obtener grandes ganancias y hacer marcados cambios en los sabores que todas las golosinas saben igual, estaré poniendome vieja, que nada es lo que era…..?
    Besos

  14. Hola Ciber! Yo también estuve en el Zoo de Luján, lindo día con mas de 40 grados🙂 y mi sobrina no se pudo sacar el olor a chivo por 3 días creo jaja esos comen de todo.
    A veces yo también pienso que será que me estoy poniendo vieja por mis comentarios, y puede ser🙂 pero eso no quita que tengamos razón. Si uno se toma unos minutos para leer las etiquetas de las golosinas quedarían impactados de ver toda la cantidad de cosas que tienen y a veces de chocolate absolutamente nada.
    besitos

  15. Toda la razón Katia, desde que las transnacionales compraron las fábricas de golosinas peruanas, estas no solo han bajado en calidad sino en sabor, en tamaño; sacrificando todo esto por envolturas llamativas y “modernas”, imitaciones de chocolate, con consistencia plástica, ya no son lo que fueron…

  16. Hola Cramoz, así es, un horror lo que le hicieron a nuestros sabores de toda la vida…..la mejor publicidad sería que vuelvan a la calidad de antes en lugar de gastar (porque no es invertir) en publicidades costosas no te parece?🙂 la mejor publicidad es la calidad pero veo que hay gente que no nota la diferencia ….
    Saludos

  17. Yo que creía que era mi paladar envejecido el que ahora no me permitía disfrutar de las goloisnas de mi infancia (los cocorocos, las galletas de animalitos, los caramelos monterico, el triangulo y el insuperable chocolate Golazo) que aún quedan.

    Entonces, no soy yo el del problema sino los infelices mercantilistas.

    Saludos.

  18. Uyy me hiciste acordar de los cocorocos que eran un vicio y te partían al paladar, pero uno seguía y seguía…el Golazo y el Mugui de Motta….sniff

  19. Hola Katia,

    Te vas a morir. Un amigo que vino del Peru me trajo un poquito de machica. Casi me habia olvidado de como se comia y que era muy facil poder ahogarte con eso.

    Saludos

  20. Pico puedes creer que nunca lo probé…sé de su existencia pero nunca lo he probado….lo que si comía cada tanto era fariña con azúcar…de la selva .
    Yo me ahogaba comiendo Nescao puro mmmmmmmmmmmm que rico era.

  21. A ver si alguien me ayuda por aca, una amiga me dice q cuando estabamos chiquitas salio una galleta banada en chocolate llamada “Thriller”, yo no me acuerdo mucho pero me suena conocida, a ver si alguien se acuerda porq ella esta pensando q se volvio loca, nadie recuerda esa galleta jeje porfis si alguien comio esta galleta en su chiquititud me avisa

    Gracias

    Paola

    • Siii yo lo recuerdo muy vagamente..pero si exsitió! Dile a tu amiga que puede estar tranquila que no está loca jajaja
      Saludos

  22. […] en la memoria de mucha gente por siempre. En la mía quedan, especialmente los gatos y las golosinas, sobre todo los “quesitos” que eran como un manjarblanco endurecido, con una capa mas gruesa y […]

  23. […] A lo mejor estoy equivocada y en ese tiempo también hayan cambiado los paladares de la gente, no sería nada raro por lo que voy notando también en las golosinas. […]

  24. UN FAVOR ME PODRIAS DAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS TRIANGULOS DE DONOFRIO LO NECESITO PARA UN TRABAJO DE MARKETING
    TE LO AGRADECERIA BASTANTE…

  25. O SI TUVIERAS ALGUNA PAGINA WEB EN LA QUE DIGA COMO SE CREO…
    Y TODO ESO , ES DECIR LA HISTORIA DE ESTE RIKISIMOO CHOCOLATE.. PLZ…

    • Lamento no poder ayudarte Angelikaa, a lo mejor en alguna pàgina relacionada a D’onofrio, creo que solo allì podràs encontrar lo que buscas.
      Saludos.

  26. Hoy me trajeron de Lima unos Sorrentos “edición limitada” pero, lamentablemente, como muchas otras golosinas peruanas, ha sufrido un cambio terrible. De consistencia demasiado dura y con un sabor reconocible apenas lejano, el Sorrento pasó a la lista de los arruinados.

  27. Hola Katia!
    Has expresado mi sentir perfectamente! La verdad es que tengo las mismas quejas, e incluiria a las galletas “Coronitas” ahora parecen otras, las han achicado y el sabor es otro, eran mis favoritas junto a las charadas de mani pero ahora ya no las compro. Te comento que no solo en Peru esta pasando eso…yo vivi parte de mi infancia en Caracas y me he dado cuenta que los “Torontos” tambien han sufrido una transformacion y son ahora de “plastico” es una PENA….


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s